Un sagrario datado en el siglo XVII aparece en una cuadra de la Rectoral de Castro de Laza

16/4/2009

Una labor de limpieza en la cuadra de la Casa Rectoral de Castro de Laza supuso el hallazgo inesperado del sagrario original de la iglesia de San Pedro de la localidad, una pieza que data del siglo XVII. El descubrimiento sorprendió a la parroquia ya que circulaba la leyenda de que había sido vendido. Se sospecha que el sagrario, cuyo estado de conservación es malo, fue sustituido por el actual (que es metálico) hace 50 años. Una empresa lo restaurará y volverá a ocupar su lugar en el retablo del templo.

 

Los vecinos de Castro de Laza no imaginaban que la cuadra de la Casa Rectoral del pueblo guardaba el sagrario original de la iglesia de San Pedro, una pieza que data del siglo XVII. Una labor de limpieza del inmueble, hoy deshabitado, deparó esta sorpresa inesperada. El párroco, Luis Javier González Seguín, explica que ‘estaba tirado de cualquier forma entre unos trastos. No esperábamos este hallazgo. Sospecho que fue retirado del templo hace 40 o 50 años, fecha en la que había la moda en muchas iglesias de sustituir o suprimir los comulgatorios y los sagrarios originales tallados en madera por otros metálicos’.


Cuenta como anécdota que en el pueblo circulaba la leyenda de que había sido vendido hace muchos años e, incluso, que había ido a parar a Checoslovaquia. ‘Lo comuniqué al pueblo y causó asombro. Nadie tenía constancia de que siguiese existiendo ni esperaban que apareciese. Realmente fue una suerte y estamos contentos’.



El sagrario se encuentra en mal estado de conservación. ‘Conserva la portada, la base y la parte superior, que está tallada con adornos, pero no tiene ni la trasera ni los laterales’, expone el sacerdote. Será restaurado de inmediato y volverá a ocupar su lugar en el retablo de la iglesia. ‘Habrá que quitar los repintes, tratar la carcoma y recuperar el color original, además de completar las partes que le faltan’, añade.

Luis Javier González señala que ‘es sencillo, poco artístico, pero es la pieza perfecta que devolverá la armonía al retablo, que pertenece a los siglos XVII y XVIII, que lucirá como era al principio, antes de registrar la sustitución del sagrario por el de metal’. Los vecinos de Castro de Laza han convertido el hallazgo del sagrario en todo un acontecimiento pues sienten el templo como su casa y se involucran en cualquier iniciativa que suponga mejorarlo.



Los restauradores buscan más piezas 
El sagrario original de la iglesia de San Pedro de Castro de Laza será restaurado, después de obtener permiso de Patrimonio, por la empresa ourensana ‘Arte-3’, la misma que acaba de finalizar la restauración de las tallas del retablo de la iglesia (entre ellas la de San Pedro, que mide 2,20 metros de longitud y cuenta con 80 kilos de peso, siendo una de las pocas de Galicia con este tamaño). La restauradora Silvia Iglesias Pérez afirma que ‘en los próximos días nos desplazaremos a Castro de Laza para buscar en la cuadra de la Casa Rectoral otras piezas del sagrario.

No sabemos si las partes que le faltan pueden aparecer. No obstante, se puede completar con madera de castaño pues los laterales no contienen dibujos’. Explica que se trata de una pieza de valor patrimonial debido a su antigüedad. ‘Estamos encantados de asumir esta tarea’, apunta, destacando el aprecio que da el pueblo a este tipo de hallazgos.